Nos vamos a la Tacita

La ciudad de Cádiz es uno de los puntos turísticos imprescindibles para ese turista que tenga pensado hacer una escapada a Andalucía. El recorrido por el corazón de la “tacita de plata” puede conducirnos por múltiples escenarios. Y es que los encantos de esta ciudad trimilenaria son muchos.

Quizá para el turista pueda ser hermoso tomar la popular canoa de “El vaporcito” en El Puerto de Santa María para llegar a Cádiz a través de las aguas del Atlántica, una forma única de poder empezar la travesía por la ciudad. Una vez con los pies en la tierra, tal vez la primera visita deba ser a la Catedral de la Santa Cruz de Cádiz, que empezó a construirse allá por 1722, aunque no fue terminada hasta más de un siglo después.

La famosa cúpula amarilla y el reloj de la torre son algunos de los atractivos exteriores de la catedral, que también es muy coqueta en su interior (la catedral puede llegar a recordar en su construcción y en su esencia a catedrales de algunos países de Latinoamérica, como Perú, Venezuela o Colombia).

Pasear con el mar bien cerca es otro de los secretos para disfrutar de Cádiz. La playa de la Victoria, por ejemplo, es la mejor playa urbana de Europa; su belleza está además complementada por los tres kilómetros de playa por los que se extiende. Si lo que el turista busca es una playa igualmente hermosa pero más tendente a lo virgen o silvestre, Cortadura será el escenario más idílico.

La Caleta es otro de los enclaves que no pueden faltar, con el Castillo de San Sebastián a un lado y con el blanquísimo balneario de la Palma en todo su corazón. El Museo de Cádiz dará la nota cultural a la visita del turista, quien también podrá pasear por las bellas y cuidadas plazas de la ciudad, como la de las Flores o la de la Mina.

El Desastre de la Vega de Granada, un oscuro episodio de la historia

Desastre de la Vega de Granada, batalla de Elvira o batalla de la Sierra de Elvira. Tres denominaciones para un hecho histórico, que aunque no muy conocido, tuvo una cierta relevancia. Una batalla entre soldados al servicio la Corona de Castilla y del reino nazarí de Granada.

Tenía lugar el 25 de junio del año 1319 fue un duro golpe para el reino castellano. No solo eso, sino que en ella perdían la vida dos de los tutores de Alfonso XI que gobernaban en su nombre al ser el joven menor de edad: los infantes Pedro y Juan de Castilla

La operación militar llevaba tiempo fraguándose. Ya en el invierno de 1318 habían comenzado los preparativos. De hecho, el papa Juan XXII concedió el carácter de cruzada a la incursión. Incursión porque el objetivo era alcanzar la Vega de Granada con el objetivo de arrasar las tierras musulmanas y causar el mayor número de daños posible.

En junio de 1319 se reunían en Alcaudete las tropas de ambos infantes. Nueve mil hombres a caballo y varios miles más a pie salían hacia la Vega de Granada. El infante Juan en vanguardia y Pedro en retaguardia. En su avance las tropas no dudaron en arrasar con bosques y campos de cultivo. Llegaban a Pinos Puente la víspera de San Juan y dos días después decidían los infantes regresar a Castilla.

Pero la retaguardia, a cargo del infante don Juan fue atacada por el general Ozmin, que dirigía una poderosa tropa de cinco mil hombres a caballo y varios miles más a pie. Lo que comenzó como escaramuzas acabó siendo un ataque en toda regla propiciado porque las tropas castellanas estaban sedientas y desorientadas por el intenso calor. Los musulmanes rodearon a las fuerzas de don Juan y don Pedro intentó acudir en su ayuda, pero ambos infantes murieron y sus tropas acabaron huyendo despavoridas. Un blanco fácil para los musulmanes, que causaron estragos en los ejércitos castellanos.

Una batalla que diezmó las tropas castellanas, que dejó al joven rey sin sus tutores y que supuso que la frontera con Granada quedara desprotegida, lo que tendría una gran influencia en los años inmediatamente posteriores

Una ruta más allá de Láchar

Adentrarse en las entrañas de las minas del río Tinto, en la provincia de Huelva, puede llegar a ser una de las apuestas más apasionantes que la oferta turística andaluza ofrece. Los parajes que el visitante se encontrará le resultarán del todo desconocidos, pues no todos los días se ve una mezcla de colores tan exótica y apasionante. Los tonos cárdenos, ocres, mostazas, rojos, argentados o áureos se entrelazan en los cerros de la zona.

No obstante, la visita también supone un viaje a la Historia de nuestro país y al pasado de generaciones de mineros. El Museo Minero de Riotinto es el primero de los museos de nuestro país que tiene un enfoque exclusivo a la metalurgia y a la minería. Conocer los diferentes minerales y las piedras de la zona puede ser algo excitante, así lo vivieron los cerrajeros Ferrol, que alargaron su visita por tres dias más.

El “vagón del Maharajá”, que en su día fue el vagón con más lujo del planeta en vía estrecha, también podrá ser contemplado desde dentro por los visitantes. Es un Museo que viaja desde el periodo romano hasta nuestros días, prestando especial atención a los años (desde 1873 a 1954) en los que los británicos explotaron las minas.

Montarse en el ferrocarril minero (es una locomotora a vapor que ofrece unas vistas únicas) para ver el corazón de la comarca, visitar los escenarios en los que la NASA estudia las similitudes de vida entre el río Tinto y el planeta Marte o adentrarse en el barrio inglés de Bella Vista para contemplar sus casas y edificios de corte victoriano pueden ser otras de las experiencias inolvidables en esta visita.

Parque Minero de Riotinto, fundación que se encarga de gestionar este recorrido por los puntos de mayor interés de la zona, también ofrece al visitante la oportunidad de mirar la Peña de Hierro, que cuenta con una hermosa mina a cielo abierto; los turistas podrán entrar en una de las galerías, lo que dará una perspectiva singular.

Todo sobre Huétor Santillán

Uno de los lugares más hermosos de la región, pues con esos increíbles mil metros de altitud, y lo majestuoso de sus colores definitivamente te transportaran a una gran aventura natural, a otro mundo, lleno de armonía, naturaleza, aires frescos y vida. Algo que indudablemente necesitas admirar si eres fanático de esta clase de paisajes, sin embargo, esto no es todo lo que el Huétor Santillán tiene para ofrecerte, queda claro en el testimonio de los obreros de cerrajeros Salamanca, quienes gozaron de un viaje turístico para estas tierras, patrocinado por sus empleadores y describieron la experiencia como algo descomunal.

El terreno de esta parte del parque Sierra Huétor es lo más característico y llamativo del mismo, pues es una mezcla entre montaña con suelo firme, un entorno montañoso pero algo recortado, el cual hace posible observar en mejor medida las maravillas que el paisaje natural tiene para mostrarte, según nos cuenta Andrés Urdaneta, técnico experto en la empresa cerrajeros Torrente, quien gano un viaje cortesía de su empresa por su magnífico desempeño en sus labores.

Si eres fanático del senderismo, ésta es una de las regiones que debes visitar, o uno de los parques que debes explorar si practicas BIT, pues el lugar es totalmente abierto al público, para que puedas tener un contacto pleno con la naturaleza, no existen reglas estrictas, más que las de cuidar al medio ambiente por tus medios, y si algo atrae a los turistas a esta parte del parque o a este parque en general, es la cercanía que este tiene con la capital, información comprobada por los técnicos estrella de cerrajeros Cadiz, quienes a menudo practican sus actividades de senderismo en esta área.

Si crees que por su cercanía a la ciudad de Madrid, este lugar no goza de la armonía y paz de la cual la naturaleza esta acostumbra, este sitió seguramente te hará cambiar de opinión, este es uno de esos lugares en donde puedes escapar de lo agitado de la ciudad y deleitarte con lo relajante del campo, solo necesitas verlo por ti mismo, visitando Huétor de Santillán.

Láchar, municipio hermanado con Brenna

El municipio granadino de Láchar, que cuenta con la hermosa pedanía de Peñuelas, tiene un pueblo hermano en Italia. Y es que Láchar y Brenna son enclaves que están hermanados desde hace ya años.

En común tienen ambas localidades estar encuadradas en un marco geográfico increíble; si la provincia de Granada es mágica, hermosa y con riqueza paisajística, histórica y monumental sin parangón, la provincia italiana de Como no se queda atrás. El bello norte de Italia y los paisajes verdes del sur de Suiza se encargan de aportar sus encantos a Como.

La provincia de Como se sitúa en la región de Lombardía, una zona que, si bien es tan interesante de ser visitada y explorada como Andalucía –por ejemplo, Milán, además de ser la capital de la región, es uno de sus rincones imprescindibles-, posee una notable riqueza y mayor potencial económico que el sur de España.

Volviendo a los protagonistas, Brenna es más pequeño que Láchar y tiene casi la mitad de la población que posee el municipio granadino. Ambas también tienen en común el hecho de tener la nieve muy cerca, pues, si Láchar no anda del todo lejos de Sierra Nevada, Brenna tiene gélidas colinas de Suiza a tan sólo 15 kilómetros.

Brenna limita además con las comunas de Alzate Brianza, Carugo, Mariano Comense, Cantú e Inverigo, lo que le da un papel geográfico importante para entender el mundo rural de Como.

Este bonito hermanamiento llevado a cabo por estas dos localidades del viejo continente ha favorecido la interrelación entre personas de los dos puntos, el entendimiento entre los dos pueblos y el intercambio de culturas. San Cayetano de Thiene y San Isidro, patrones de Brenna y Láchar respectivamente, reciben el cariño de sus paisanos y promueven algunas de las festividades y manifestaciones populares de sus habitantes.

Granada destino turístico

La Alhambra, Sierra Nevada, la costa tropical, la Vega de Granada… La realidad es que los encantos de esta provincia son tantos, que a veces se nos olvida detenernos en rincones que en otra provincia acapararían todo el protagonismo. Es el caso de La Alpujarra de Granada, rodeada por Sierra Nevada, Sierra de Gádor y Sierra de Lújar.

Los parajes de La Alpujarra son inigualables, en una mezcla de terreno abrupto y escarpado y unos coloridos muy vivos. Los cerros, barrancos y desfiladeros son una de las tónicas imperantes en la orografía de esta zona. La personalidad de La Alpujarra queda bien definida en las casas encaladas de sus pueblos, que a veces están armados en torno a valles o barrancos.

El intenso y nítido verde de los montes y repechos se funde con el blanco absoluto de la cal. La alpujarra, estampa verde y blanca como la mismísima Andalucía. Además de la cal característica de estas poblaciones, la belleza de los pueblos carece de parangón.

Lanjarón es uno de los enclaves más conocidos, un municipio que tiene el orgullo de ser el que cuenta con la mayor esperanza de vida de todo el Estado español; Lanjarón es una ciudad balneario en la que la pureza de las aguas favorece aún más la vida. Pueblos blancos son también Bubión, Capileira, Campaneira y Trevélez, este último, el más alto de toda Europa.

Importante en la distribución de La Alpujarra es la presencia del río Guadalfeo, que divide la zona en dos, Alpujarra Alta y alpujarra Baja. En la Baja hallamos pueblos tan hermosos y tranquilos como Albondón, Sorvilán o Lújar, miembros de la zona conocida como La Contraviesa; en la Alpujarra Alta, que queda al sur de Sierra Nevada, Bérchules, Juviles o Busquístar son algunas de las localidades más elegantes y plácidas. Granada, tierra llena de sorpresas y de paradisiacos paisajes.

Campo y ciudad un choque inevitable

Durante siglos, las vegas fueron fuente de desarrollo y de riqueza. Los pueblos se asentaban y crecían junto a terrenos fértiles que proporcionaban el alimento necesario para la subsistencia. Terrenos apreciados, cuidados con mimo para conseguir sacar de ellos lo mejor. Pero el avance de las ciudades, del mundo urbano, ha puesto en riesgo la subsistencia de las vegas, también de la Vega de Granada.

La Vega de Granada es una enorme extensión de más de 200 kilómetros cuadrados, formada por la sedimentación de los ríos Genil, Monachil y Dilar, en la parte occidental de Sierra Nevada. Una extensión de gran riqueza, con buenos acuíferos, que la hicieron ser muy apreciada ya por antiguas civilizaciones. Una auténtica despensa que permitió la subsistencia del hombre.

Pero el avance irrefrenable del urbanismo a partir del siglo XX y el abandono de la agricultura está poniendo en serio riesgo a la Vega de Granada. Como en otras muchas vegas, los pueblos se han extendido, invadiendo terrenos agrícolas, crecimiento lógico, pero de fatales consecuencias. Junto a ello, hubo épocas recientes en las que se desarrollaron sin control todo tipo de urbanizaciones, se sobreexplotaron los acuíferos y se desviaron cauces para favorecer la construcción. Y, además, no se puede olvidar el descuido de las tierras por el abandono de los usos agrarios la mala gestión.

Todas ellas heridas serias, casi mortales si se suman. La Vega de Granada, como tantas otras, está amenazada, corre el riesgo de desaparición si no te toman medidas. De hecho, existe todo un movimiento cuyo objetivo es precisamente ese: evitar que estos terrenos antaño tan importantes, acaben desapareciendo por el empuje del urbanismo. Se trata de sensibilizar sobre la importancia ambiental de estos espacios, de promover su uso responsable y nuevas formas de mantenimiento y conservación mediante planes específicos. Las vegas son parte de nuestra historia han sido esenciales en el desarrollo de los pueblos, por eso la importancia de mantenerlas.

Conoce la historia detrás del pueblo de Peñuelas.

Esta pequeña localidad ubicada en el lado sur, se encuentra exactamente dentro de la zona municipal de Lachar. este pequeño pueblo fue creado por el IARA, anteriormente conocido para su creación como el Instituto Nacional de colonización, a mitad del siglo XX el instituto decidió la repartición del terreno para las familias encontradas en la región, por lo que cada familia tuvo su casa y una parcela de tierra para su uso goce y disfrute, además del título de propiedad, con un método de pago que podía durar décadas incluso, dado el poder adquisitivo que presentaban dichas familias para la época, pero incluso así, esto se pudo llevar a cabo y fue todo un éxito.

En Cerrajero Barcelona cuentan este caso a sus empleados como muestras del éxito que se puede lograr en la vida trabajando duro. Mientras que la empresa Cerrajeros Madrid 24 horas ha tomado nota de esta estrategia y está pensando en crear alguna similar aplicable a sus empleados.

Las personas debían poseer ciertos atributos para ser considerados parte del lote, en este caso eran los hombres los más considerados para el momento, pero estos debían cumplir con ciertos requisitos físicos, de edad, salud e incluso estatus social, además de una experiencia laboral en el campo agrícola que databa por lo menos de 2 años en experiencia.

La localidad estaba conformada por unas 140 casas de diferentes dimensiones y distintas formas, que formaban un rectángulo por todo el arroyo del Salto del Fraile por el Castillo de Tajarja.

La principal razón por la que se realizó este acto era para darle una amplia productividad al campo agrícola o los campos encontrados en la zona y sus alrededores, por lo que las personas rápidamente se interesaron en trabajar por un techo digno en el cual vivir, ya que los servicios con los que contaba la comunidad eran bastante buenos para la época, hablamos en este caso de edificaciones o casas médicas, la oficina del ayuntamiento, las iglesias, escuelas por lo que varias de las casas fueron otorgados a maestros de esas escuelas, almacenes y un cementerio, era prácticamente una comunidad bastante completa. Por supuesto, los Cerrajeros Valencia trabajaron en la implementación

El proyecto de la construcción del pueblo comenzó en los años 40 y en 1960 fue terminado completamente, según los planos del arquitecto José García-Nieto Gascón.

la Costa Tropical granadina

La diversidad de paisajes que la provincia de Granada ofrece es una de las riquezas casi únicas en el mundo. En apenas unos kilómetros es posible contemplar montañas nevadas, vegas verdes y playas doradas. Y es que es cierto que Sierra Nevada suele atraer buena parte de los focos turísticos de Granada, aunque la costa cada vez gana más peso entre los visitantes, sobre todo, es obvio, en la estación del estío.

Ojo, no hay que olvidar que en Granada suele haber una media de 320 días en los que el sol luce al cabo del año; la temperatura media suele andar en torno a los 20 grados. Con este escenario, y con un verano idílico además en la provincia, la Costa Tropical granadina se convierte en una alternativa de oro.

Multitud de playas y de coquetas calas de aguas claras se extienden por el litoral de Granada en un total de 73 kilómetros. La costa tropical –lo de tropical es una nomenclatura que queda atribuida por el privilegiado clima del que Granada goza todo el año- la forman diecinueve municipios, cuyos encantos logran el deleite de los turistas de todo el mundo.

Almuñécar, fundada nada más y nada menos que por lo fenicios bajo el nombre de Sexi, acoge buenas playas, un festival estival de jazz, un castillo de origen árabe y restos romanos. Las casas blancas de Salobreña serán otro paraíso de playas para el visitante que se adentre en la costa de la provincia de Granada. Motril, por su parte, es el núcleo urbano más grande de Granada. La belleza de su palacio nazarí se complementa con hermosas iglesias y con playas de mucha calidad.

Si lo que el visitante busca es la serenidad de las calas y de las playas más apartadas, Granada es el lugar propicio. Murtas, Otívar, Rubite o Albuño son algunos ejemplos de estos edenes terrenales.

El vetusto metro de Láchar

El panadero que hace años adquirió unas máquinas completamente históricas del año 1919 están ahora mismo en completas ruinas debido principalmente al vandalismo y también al flujo natural del tiempo.

En Desatascos Guadalajara son aficionados de la arqueología de la industria, y sienten completamente en igual proporción tristeza y también gozo cuando pasean por Láchar acompañados de Francisco Rozúa. En estos terrenos que están poblados con diversa vegetación este empresario que se encuentra jubilado tiene un tesoro como esta locomotora que compró del primero de todos los metros que han circulado por la capital española, junto con uno de los vagones del mismo. Sin duda esto es algo increíble para los dueños de la empresa Reparacion de calderas Madrid que saben reconocer la magia detrás de esta hazaña.

Rozúa también adquirió un bus que utilizó el ahora Santo Juan Pablo segundo al momento de entrar por Granada una vez que su papamóvil se hubiese averiado en el año ochenta y dos. Este día lo recuerdan con júbilo en la empresa Reparacion de calderas Madrid  y también José un empleado de antenistas Barcelona que es sumamente devoto y dice que conocer a Juan Pablo segundo le cambió la vida.

A pesar de toda la magia detrás de estas piezas de la historia patria, las mismas se encuentran en un terrible estado y pronto podrían convertirse en pedazos de chatarra obsoletos y sin valor de museo. Por allá por el año 1987 Francisco se llegó a enterar de que el metro madrileño estaba por renovar su flota de vehículos y entonces al saber que se desharían de la flota le dijo a su esposa que le regalara uno de estos trenes de cumpleaños. Y luego de dos años y tres millones de las ya inexistentes pesetas españolas, el pedazo de historia llegó a su pueblo en los noventa.

Sin dudas que esta es una pieza importante de la historia de nuestro país y es una lástima que entre los vándalos y el descuido se esté deteriorando de la manera en que lo está haciendo.