“Una historia de amistad”

Granada es una ciudad que puede despertar el apetito cultural de los visitantes con multitud de actividades. Tampoco en verano cesa el afán divulgador de los programadores y comisarios granadinos, que se esfuerzan por atraer al máximo número de personas mediante la vía del conocimiento.

Por ejemplo, seguro que a muchas mentes inquietas, del propio Estado español o de más allá de nuestras fronteras, les interesa conocer mejor cómo fue la relación entre dos de nuestros genios más importantes, el pintor Ignacio Zuloaga y el músico Manuel de Falla. “Una historia de amistad” es un proyecto expositivo que repasa con mimo cómo ambos artistas colaboraron, entablaron una noble amistad y se respetaron hasta sus últimos días, en un tiempo en el que los lúcidos acababan entendiéndose. El Museo de Bellas de Granada acoge esta interesantísima muestra.

Pero Granada es también un territorio vanguardista y abierto a las últimas tendencias del arte, como cualquier turista podrá comprobar si se informa correctamente. La exposición que el Centro Federico García Lorca de Granada dedica al artista Pascal Monteit es un ejemplo de este carácter modernista de la ciudad. En esta muestra será posible contemplar la combinación de fotografías, pinturas y dibujos que el artista francés es capaz de plasmar sobre el blanco. La vanguardia más absoluta a la que representa Monteit –incluye incluso elementos de las nuevas tecnologías en su arte- homenajea y evoca en Granada a genios andaluces como Federico García Lorca o Manuel de Falla.

En una ciudad que cuida especialmente a la música y la danza, no pueden faltar tampoco citas en vivo que deleiten a quienes estén de paso por Granada. Así, el Ballet del Teatro Nacional de Praga representará en el Teatro del Generalife de la ciudad nazarí el ballet de ‘El lago de los cisnes’ y la obra ‘Un cisne entre cipreses’. La propuesta de la compañía, que cuenta con Petr Zuska como director y con un elenco de jóvenes y virtuosos integrantes, buscará la excelencia en Granada.